Quiénes somos

La Fundación Aubixa (www.aubixaf.org) es una iniciativa de AFAGI –Asociación de familiares, amigos y personas con alzhéimer y otras demencias de Gipuzkoa (www.afagi.org)– con la que personas directamente afectadas por la demencia y sus consecuencias familiares tratan de recabar la participación de otras que no se encuentran en esa situación para advertir de que el doble desafío del envejecimiento y del deterioro cognitivo concierne al conjunto de la sociedad.

La Fundación Aubixa responde al propósito de agrupar a un voluntariado experto, del que es ejemplo la composición de su propio Patronato, de modo que cada persona adscrita al proyecto pueda ofrecer aquello que sabe o aquello en lo que haya adquirido experiencia, encauzándolos hacia los objetivos y tareas que describen el doble cometido de la investigación y la intervención social en materia de envejecimiento y de demencias.

Aubixa es una fundación sin fronteras, que no se impone límites en cuanto al cometido de sus programas ni en cuanto al ámbito territorial de sus actuaciones, al margen de que en origen arraigue en el País Vasco. Conscientes de que el envejecimiento y el Alzheimer y las otras demencias interpelan a todas las sociedades de nuestro entorno por igual, confiados en que todos los avances que se realicen en ese terreno en el mundo desarrollado contribuirán a mejorar las expectativas de las regiones empobrecidas del planeta, las/os fundadores e integrantes de Aubixa nos disponemos a demostrar día a día que el voluntariado experto es la respuesta que puede y debe completar nuestro sistema de bienestar.

AFAGI –Asociación de familiares, amigos y personas con alzhéimer y otras demencias de Gipuzkoa (www.afagi.org)- cumplirá 26 años como foro de encuentro y de acción de personas de Gipuzkoa afectadas directamente por el alzhéimer y otras demencias. Ha ido pasando de ser una asociación de familiares a integrar también a las amigas y amigos de los diagnosticados, hasta modificar sus propios estatutos para dar paso a las mujeres y a los hombres más importantes en su empeño: quienes tienen Alzheimer o padecen otras demencias y son perfectamente conscientes de su situación. Es la nueva frontera al que se enfrenta nuestro asociacionismo y cualquier estrategia de intervención social que se plantee en el ámbito de las demencias. Es también el gran acicate que obliga a una asociación de afectados a buscar respuestas más eficaces a la demanda que se atisba para los próximos años. Respuestas en términos de una mayor capacitación del voluntariado disponible, de una creciente utilización de las TICs para la estimulación cognitiva, de una gestión más eficiente de los recursos propios y de una búsqueda constante de líneas de colaboración con otras entidades sociales e instituciones públicas.